fbpx

Prevenir ante la caries es una prioridad absoluta en nuestra clínica dental en Chamberí, y más en el caso de una población tan expuesta a esta patología como lo es la infantil. El sellado de fisuras es uno de los tratamientos clave que ofrecemos en odontopediatría para combatir la infección oral más frecuente del mundo.

Aunque este tratamiento puede efectuarse a cualquier edad, es cierto que entre la población menor es mucho más necesario. Se efectúa principalmente en los dientes molares cuando han erupcionado por completo, que suele ser a los seis años en el caso de los primeros molares y a los doce con la aparición de los segundos molares.

De hecho, las caries que se forman en las fisuras o fosas de estos dientes rondan del 80% y el 90% de los casos entre los dientes posteriores, mientras que solo lo hacen en un 45% de los dientes anteriores.

¿Cómo se realiza un sellado de fisuras?

El objetivo de este tratamiento es rellenar los surcos o relieves que se forman en los dientes, especialmente en las zonas masticatorias, para evitar que se desarrollen ahí capas de placa bacteriana, más complicadas de eliminar con un simple cepillado dental.

Lo primero que hace nuestro dentista en Chamberí es secar y limpiar en profundidad el diente a tratar. Posteriormente se recubren todos los pequeños huecos con una placa de resina, evitando que se formen burbujas de aire entre esta y el diente.

Esta capa cubrirá la zona y dará un relieve más liso al diente, dificultando así la permanencia de bacterias y residuos.

Como ves, el sellado de fisuras es un tratamiento muy sencillo, pero tremendamente útil en la prevención ante caries. Generalmente, lo ideal es que nuestros hijos pasen por este tratamiento dos veces, ya que el relleno tiene una duración media de unos cinco años.

¿Quieres evitarle muchos problemas de caries a tus niños? Pide cita y acude a los profesionales de nuestra clínica dental en Chamberí.

Leave a Reply